domingo, 20 de abril de 2014

LA HUMILDAD

Porque el alto Jehová atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos. (Sal. 138:6).

El respeto por lo humilde ha llegado a ser una rara excepción en nuestro mundo sofisticado y capitalista.  En Santiago 2:2-4.  El apóstol describe magistralmente la actitud de parcialidad en favor del rico y en desmedro del pobre que prevalece en la actualidad.  

Jesús ejemplificó una y otra vez su respeto por los humildes.  Un día él y sus discípulos estaban en el templo observando las personas que traían ofrendas ante Jehová su Dios.  Había un hombre rico lujosamente vestido que entregaban grande sumas de dinero con orgullosa jactancia.

Por último apareció una pobre mujer que hecho sus blancas en el arca, y se retiró furtivamente (con humilda).  Jesús destacó su acto de amor con estas palabras: "En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos.  Porque todos aquellos echaron para la ofrenda de Dios de lo que les sobra; más ésta de su pobreza echó todo el sustento que tenía".

El texto no implica que Dios no ame a los ricos o que no tenga consideración por ellos.  A la verdad hubo seguidores de Cristo que fueron ricos, y que gracias a ellos la iglesia se mantuvo en el I siglo.
y durante la reforma.

Los pobres, debido a su pobreza, son despreciados o ignorados, por una sociedad intolerante.  Aunque Dios es ensalzado por encima del cielo, voluntariamente condesciende hasta el nivel de los humildes de la tierra.  Mira con bondad a los pobres en espíritu y ha prometido morar con ellos. (Isa. 57:15).

Nunca se debe despreciar a los pobre cuando vienen a la casa del Señor, Tanto ricos como pobres todos son hijos de Dios.  "La humildad de corazón es la fuerza que da la victoria a los discípulos de Cristo; es la prenda de su relación con los atrios celestiales (DTG.269).

El Evangelio de Cristo es adtrativo tanto para el rico como para el pobre.
Los altivos sabemos que no entraran en el reino de los cielos, ni los que hacen maldad.  La Iglesia es el único lugar de la tierra en el cual ricos y pobres alterna con absoluta igualdad y libertad.

Cierta vez dijo Jesús: "Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; más no así entre vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve".

sábado, 19 de abril de 2014

EL HABITO DE LA ORACIÓN.

Orar sin cesar. (1º Tes. 5:17).

El psicólogo William James describe gráficamente el poder del hábito: "El borracho Rip Van Winkle, en la obra teatral de Jefferson, se excusa a sí mismo por cada neligencia Culpable diciendo: 'No voy a tomar en cuenta esta vez'.  El puede tomarla en cuenta, pero. . . allá en lo profundo de la neuronas y las fibras nerviosas, las moléculas están "tomando eso en cuenta.  Así se profundiza el hábito, ya sea bueno o malo"

Literalmente "orad incesantemente"  Es tener un avis a vis con tu creador, es tener una comunicación constante, cuando vas por la calle, en el trabajo, o cuando esta en la cocina preparando la comida. 

 Sea esto real en el hábito de la oración.  El texto no significa que debemos estar continuamente de rodillas.  Ni que el tiempo dedicado a la oración ha de menoscabar el que dediquemos a ganarnos la vida.  Lo que sí sugiere es una actitud o estado de la mente; moléculas condicionadas por la oración, fibras nerviosas y neuronas adtivas.

Un espíritu de oración debe de exhalar la vida del cristiano.  Nunca se debe de cortar la relación con Dios (Luc.18:1).  Pablo trabajaba "de noche y de día"  (1º Tes. 2:9).  Sus oraciones no disminuían debido a su actividades.  La pregunta es: ¿Esta muriendo nuestra alma por falta del aliento espiritual?

Una vez, un oficial se quejó al general Stonewall Jackson de que algunos soldados hacían ruido en sus carpas.
-¿Qué están haciendo? -pregunto el general.
-Están orando -fue la respuesta.
-¿Es ése un crimen? -inquirió el general.
-El código militar castiga cualquier ruido indebido -fue la réplica.
-No permita Dios que la oración sea un ruido indebido en este campamento -respondió Jackson.

¡ojala la oración no sea un ruido indebido en los hogares!  ¿Que pasa en tu hogar?  "Pablo oraba de noche y de día" (1º Tes. 3:10) Siempre mantenía una relación intima con su Dios.  Nuestra alma se alimenta con la oración y el estudio de la palabra.  Ninguna otra cosa puede llegar a esa parte vital del hombre, sino llega ese flujo continuo morirá el espíritu del hombre a menos que se alimente.
Maranata. 

"CREO, SEÑOR"

Y el dijo: Creo, Señor; y adoróle. (Juan. 9:38).

A esta confesión de fe siguió un milagro.  Un ciego había recibido la vista. Labios agradecidos entonaron las palabras: "Creo, Señor".  
Pero los enemigos de la fe son muchos; algunos dentro de nosotros, otros de afuera. Internamente, la naturaleza humana está en guerra con la fe viviente.  Un hombre comprende esto cuando peca, con frecuencia contra su propio deseo.

Los pecados repetidos desaniman.  Debe buscarse la fe de lo alto por medio de la oración incesante, es el poder que Dios nos ha concedido gratis, y por el cual nos une con el cielo. Sólo esto puede vencer la tentación interna que tiene el hombre a pecar.

En un segundo lugar, está la pasión del mal propio del ambiente. Esto también tiende a inhibir la fe.  La enseñanza de la evolución, la decadencia moral de nuestra sociedad y de la descorazonadora búsqueda de la ciencia en procurar de más armas letales no estimulan nuestra fe.

El texto relata un caso de fe personal.  Los propios dirigentes religiosos del ciego procuraban sacudir su fe. Ellos dijeron de Jesús: "Sabemos que ese hombre es pecador" (Juan 9:24). La controversia rugía en torno del hombre.  Tan intenso fue el conflicto, que finalmente fue expulsado de la sinagoga.  Sin embargo, su fe se mantuvo inconmovible.

"Una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo" (Juan 9:25).  La suya era una experiencia personal con Cristo que toda la sofistería del infierno no podía sacudir.  Tú también puedes tener esa experiencia con Cristo.  ¿Como hacerlo en una era cuando no hay fe?  "La fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios".  (Romanos 10:17).

La Biblia y nada más que la Biblia es la que edifica la fe y el alma.  En su palabra hay un misterioso elemento que vivifica.  La fe viene al que lee sus páginas  con oración.  
Esto también explica la necesidad de asistir a la iglesia.  En la Iglesia se ora y se lee la Palabra de Dios.  Así se alimenta la fe.
La fe debe ejercitarse y se robustece en la atmósfera de la obediencia.  ¿Qué pensáis de Cristo? ¿Tenéis una fe tal como para confiar vuestra vida?.
Maranata.

jueves, 17 de abril de 2014

"CUAN BREVE ES MI TIEMPO EN ESTA TIERRA"

Acuérdate de cuán corto sea mi tiempo. ¿Por qué habrás creado en vano a todos los hijos del hombre? (Sal. 89:47).

Esta extraña oración de David expresa su profunda desesperación. La duración de la vida es corta, es como un pensamiento, que hoy es y mañana deja de ser.
Esto lo savia bien David.  Los enemigos de Israel presionaban para obtener ventaja tras ventaja.  En esa oscura hora, David describió al Señor como ocultándose de Israel, pero no sin causa. 

Israel había abandonado a su Dios, y eso lo sabía David.  Pero el bien comprendía que pasaba el tiempo y la oportunidad. Esperaba que Dios  actuara en sus días, y anhelaba hacer progresar la causa de Dios.

Mis jóvenes amigos: ¿has considerado lo breve de tu tiempo en esta vida?  No seas como ese refrán: ¡comamos y bebamos que mañana moriremos!  Eso dijo el necio en su corazón. Otra expresión que oigo mucho es: "Hay mucho tiempo" o "tengo mucho tiempo en esta vida, todavía soy joven".  Es una expresión que se oye con frecuencia.  ¿Has dicho eso tú?

La situación internacional indica lo contrario.  Y además es incierta la duración de tu vida solo depende de Dios.  Tenemos un día de nacimiento y otro día para el descanso eterno o vida eterna.  ¿Creeis que estamos lejos del momento cuando "se levante Miguel"  y de la terminación del tiempo de gracia?   

Si así lo creéis, estáis equivocados, los vientos se están agitando, los ángeles esta reteniendo los vientos de las pasiones humanas y de un conflicto inminente.  ¿Cuan cerca estás de la terminación de tu tiempo de gracia personal?

Creo que estas preguntas son suficientes para hacernos pensar en los momentos críticos que estamos viviendo.  ¡No! no "hay mucho tiempo" Ahora es el  tiempo de terminar la obra que Dios nos a dado, y que la luz del evangelio resplandezca por toda la tierra.  Hoy día debemos dar el mensaje con los dones que Dios nos ha concedido, un libro, un folletos un estudio bíblico, una palabra de amor a tiempoEs ahora cuando debemos corregir algún error y orar como lo hizo David:  Señor "recuerda cuan breve es mi tiempo".

La urgencia de la hora que vivimos demanda nuestros mejores talentos para dedicarlo a Dios.  "Al reloj de la vida se le da cuerda una sola vez, y nadie puede decir cuando se detendrá la manecilla; si tarde o  a temprana hora.  Ahora es el único tiempo que posees, o poseemos; vive,
pues, ama y esfuérzate con empeño; no dependas del mañana pues el reloj podrá entonces estar detenido".

Yendo hacia el patíbulo, Sir Willams Russel entregó su reloj al medico con estas palabras: "¿Tendreís la amabilidad de tomar mi reloj y guardarlo?  No lo necesito.  Ahora me enfrento con la eternidad".
Pronto será éste el caso de todos nosotros.  Este día es nuestro. Aprovechémoslo al máximo para hacer la obra de Dios.
Maranata.     

miércoles, 16 de abril de 2014

ESTAMOS PREPARADOS PARA DAR RAZÓN DE NUESTRA FE.

Estad siempre aparejados para responder con mansedumbre y reverencia a cada uno que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros. (1º Pedro. 3:15.).
(foto. las tres religiones monoteístas).
Sin bien la primera parte del verso se refiere a la "reverencia" y se cita a Isaias. 8:13. También es cierto que hace referencia al "temor" de Dios (Sal. 19:9). Pero también es cierto que se hace referencia a la esperanza cristiana que se centra en Jesucristo (1º Tim.1:1), y produce regocijo (Rom. 5:2; 12:12) porque promete vidas eternas (Tito. 1:2; 3:7).

Si el cristiano estudia con diligencia metodicamente tendrá un conocimiento conforme a la voluntad de Dios.  Debemos crecer en gracia y conocimiento de nuestro Señor y salvador Jesucristo.( 2º Ped. 3:18; Efe. 4:13; Fil. 1:9; Col. 1: 9-10; Efe. 1:17).

En cierta ocasión en un programa de T.V. Se reunieron a barios grupos religiosos de diferentes confesiones.  El que hacia las entrevista en el programa, conocía las tendencias religiosas de su país, pero tenia algunas reservas respecto a sus creencias religiosas.

Entre los participantes del coloquio estaba, el ministro de defensa de dicho país, un senador que había sido vicepresidente del gobierno federal en algunas ocasiones, y un gobernador musulmán, y un ex miembro del gabinete.

Cada uno se identifico con su convicción religiosa.  La inquietud del presentador era averiguar el porque las tres religiones guardaban tres días diferentes y esta fue la respuesta.

La pregunta fue para el primer pastor. "¿Porue ustedes guardan el Sábado?"  El pastor brevemente explico el porque, guardamos el Sábado porque fue instituido por Dios en la creación, el Sábado tiene los tres elementos básicos de un sello. 1º El nombre del creador, Jehová tu Dios, 2º El creo el universo y los cielos y tierra, 3º Es señor santificó el Sábado. Y creemos en su segunda venida.

Dirigiéndose al ministro de defensa y al senador, el presentador de T.V. les preguntó: -Me imagino que ustedes son cristianos, ¿No es cierto? ¿Qué día de la semana guardan ustedes? 
La respuesta fue inmediata.  Guardamos el domingo -contestaron ambos tertulianos.

La pregunta fue instantánea ¿por qué?
¿Y que evidencias tenéis de ese día de descanso y en que os basáis?
Los dos sorprendidos personajes se miraron con cierto desamparo y balbucearon: "¡No sabemos exactamente por que!" El vicepresidente contesto con avidez, guardamos el domingo por la tradición, al igual que los Católicos.

Las miradas se centraron en el gobernador musulmán, el presentador se dirigió con estas palabras Señor: ¿qué día de la semana guardan los musulmanes como día de reposo y porque?
-Los musulmanes guardamos el viernes como día santo según nuestro profeta Mahoma, por orden de Dios. Pero siento-. contesto el caballero musulmán, mientras sonreía - No estoy en estos momentos capacitado para dar una respuesta mas amplía a su pregunta.

Lo cierto es que solo Dios tiene el sello distintivo que le acredita como Dios y creador de todo el universo. Todos los demás días con respeto,  no son instituidos por Dios. Sabemos que el domingo fue instituido por Constantino y ratificado en el Concilio de Laodicea en el año 336 d.C.  ¿Puedes dar testimonio de tu fe? 

martes, 15 de abril de 2014

LOS COBARDES Y LOS DÉBILES NO ESTARÁN EN LA TIERRA DE LOS VALIENTES.

Por tanto, también nosotros, teniendo en torno nuestro tan gran nube de testigos, sacudamos todo lastre yel pecado que nos asedia, y corramos con  fortaleza la prueba que se nos propone. (Heb. 12:1).

En el muro del edificio del parlamento del estado de Iowa, en Des Moines, se encuentra un mural dasafiante, no solamente para el hombre sino para el cristiano.  En la obra de arte refleja el espíritu de los pioneros que conquistaron el Oeste durante el último siglo.

Hombre y mujeres que habían salido de Europa tras la persecución de los inquisidores papales, hombre que querían la libertad de poder educar s sus hijos en el temor de Dios.

Las escenas presenta a una joven pareja que avanza a través de una planicie hostíl en un carro cubíerto.  La esposa sostiene a un bebé  con un brazo y dirige los caballos con la otra mano.  El hombre, con el rostro tenso, sostiene un rifle, preparado para cualquier eventualidad.

Debajo del mural se halla estas palabras: "los cobardes nuncan partieron y los débiles se quedaron en el camino".

Muchas personas necesitan verdadero valor para decidirse haceptar el mensaje de Dios en estos últimos días.  Para algunos significa abandonar un buen puesto que requiere guardar el sábado.  En algunos casos los familiares y los amigos se ponen en contra de los que se unen "con esa gente extraña". 

La pregunta salta a la vista: ¿quien son extraños? ¡Los que guardan el domingo, impuesto por la Iglesia Católica Apostólica Constantiniana!
 Ya que fue Constantino el grande quien la impuso en el año 321, y en el concilio de laodicea la ratifico en el año 336.  ¡Ho!  ¿Son extraños los que siguen guardando la ley de Dios expuesta en Exo. 20?

En algunas ocasiones ha habido hombre y mujeres que han tenido que decidir entre la verdad y la vida misma.  Entre los mandamientos de Dios ho los mandamiento de los hombre.  "Los cobardes nunca partieron".  Por ser leales a sus principios, estos hombre y mujeres guardadores de la ley de Dios perseveran en medio de la tormenta, por muy desanimadora que sean las circunstancias.  Porque tal como los pioneros de Iowa, "los débiles se quedaron en el camino".

Es más fácil nacionalizar que estabilizar; es más fácil postular que practicar.  Es menos difícil ceder que resistir; ser un Damas que ser un Daniel.  El pluralismo es más popular que aferrarse perseverantemente a una verdad única.  Es más fácil abandonar que vencer.  Ser un verdadero Adventista en esta era "permisiva" que se requiere santa tenacidad, porque los débiles se quedan por el camino.(foto. mujeres atravesando las praderas del Oeste)

Pero hay ayuda.  "He aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo".  Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entre por las puertas en la ciudad. (Apoc. 22:14)
Maranata.       

lunes, 14 de abril de 2014

ES MENESTER OBEDECER A DIOS ANTES QUE A LOS HOMBRES.

Hazme entender el camino de tus mandamientos, y hablaré de tus maravillas.
Escogí el camino de la verdad; he puesto tus juicios delante de mí. (Sal. 119:27, 30). (foto. de acto de fe de Carranza).

A través de los siglos hombre y mujeres fueron perseguidos por sus principios religiosos. Hombre que fueron tan leales como la brújula al polo norte.
Me estoy refiriendo al año 1556 en España cuando él Señor permitió que la luz de su palabra entrara en España.

En el mes de Noviembre de 1556 finaba; era rey de España Don Felipe II, y gobernaba la iglesia el octogenario el papa Paulo IV, enemigo acérrimo de los españoles, a quienes llamaba "escoria de la tierra, raza maldita de Dios, herejes y cismáticos, engendro de Judíos y de moros.(Historia de Felipe II t. I, .ib. I, cap. V, pág. 154).

Me estoy refiriendo a un hombre bajito de estatura pero grande de corazón, era un viajante, comerciante o buhonero no era otro que el Español Julián Hernández, llamado el Chico, a causa de su corta talla. Este hombre venia desde Italia y en los barriles escondía en un doble fondo las porciones de la Biblia, para llevarlas a Valladolid. 

Alasazon se encontraba cerca de las murallas de Valladolid, y quería entra lo más rápido posible. (El historiador Prescott a la sazón escribió libros de la reforma).  A la entrada de la ciudad le detuvieron dos guardias de su majestad el rey y hombre de la Inquisición. Le preguntaron que traía, a lo cual contesto: traigo telas de cambray, y encajes de Flandes, la revisión fue muy minuciosa, pero Dios cegó los ojos de estos hombre y no vieron el tesoro que escondía.

Muchos hombres ilustre de esa época, como: El arzobispo de Carranza, doña Leonor de Cisneros, doña Ana Enrique, hija del marques de Alcañiz etc, como muchos nobles y comerciantes sufrieron el martirio por ser fieles a Dios.
Pero como Julián fue librado de muchos males y peligro "Dios maña para burlar la vigilancia de los esbirros de la inquisición y de la guardia real del rey.

Y en los Estados Unidos dos tenistas guardadores del Sábado,el General de su Base llamo al Sr. Pirson para que dispensara a estos dos jóvenes a jugar en Sábado el torneo de tenis, el pastor le contesto que en nuestra iglesia no damos documentos para que jueguen el Sábado, ellos son responsables ante su Creador y Dios, la ley es inmutable y en nuestra iglesia no obligamos a nadie, cada uno debe decidir por si solo. (foto. Auto de fe )

Estos soldados no jugaron el torneo el Sábado, el General dijo: Para Dios, lo recto es recto. No hay dispensas especiales, otorgadas por instrumentos humanos. que le permitan a alguien desviarse temporalmente de la senda de la rectitud. Dios hace cada día milagros en nuestra vida.
Maranata.